Saturday, November 27, 2004

 

La izquierda dice no a la Constitución europea


Esta mañana en la tele, a las 7:40 como todos los días, la 2 francesa hizo una interviu a un personaje político.


Le tocó al portavoz del Partido Socialista de cuyo nombre no quiero ni acordarme. Pero este señor expresó por primera vez los pormenores del no a la Constitución europea, en nombre de su partido.

La principal y prácticamente, única razón que dio es que el proyecto de constitución europeo es de corte liberal. El Partido Socialista francés quiere una Europa social y su constitución debe reflejar este sentimiento.

Pasado mi primer momento de indignación, traté de profundizar.

Una Constitución de corte « social » o « liberal » no tiene sentido. Una Constitución fija las normas institucionales por las cuales se va a regir el estado, es decir, su forma, modo de elección, de funcionamiento etc…así como, en el caso de Francia, un preámbulo que recoge la declaración de Los Derechos del Hombre.

Lo que no hace una Consti es decir si es de derechas o de izquierdas, social o liberal, por que si así lo hiciese, esta establecería por norma un sistema de vida, un sistema económico fijos, como las constituciones de la difunta U.R.S.S.

Esta barbaridad, expresada tan solo por razones electoralistas, es decir, votar « no » porque Bokazas pide « si », me hace pensar que la idea de Europa todavía no está madura. Es como si le preguntarais a un pepero « ahora que esta ZP en el poder, ¿te consideras español ? A nadie le vendría en mente esta pregunta.

Considero pues que la idea de Europa, tal y como la concibieron sus primeros genitores, Konrad Adenauer, Maurice Schumann, Pflimlin y tantos otros hombres políticos de entonces, esta falleciendo y que la política rastrera de los chulos de pueblo es la que esta imperando.

Estas posiciones políticas me recuerdan la de los nacionalistas catalanes y vascos, para quien el mangoneo local es cien veces superior al interés de la Nación, es decir, la de sus propias regiones como entes de una misma nación.

El sentimiento de pertenencia europeo

Sigo en la onda Montmartre, aunque parece que nuestra charla sobre Europa no le interesa a nadie. Quizas porque algunos tengan las narices metidas en su pueblo y no saben salir de el.

La primera vez que me senti europeo, diria occidental, fue cuando vivi en Nigeria. Cinco años seguidos en Lagos, en un mundo radicalmente diferente al nuestro. Diferente, no por el color de la piel, lo cual es un epifenomeno sin importancia, sino por la radical diferencia de mentalidad, de creencias, de vida, de weltashtung, si asi se escribe (percepcion del mundo y de la vida). Me parecio vivir en el planeta Marte.

Curiosamente, todas esas diferencias mezquinas entre europeos, que si el inglés es falso , el aleman altanero, el italiano no se qué, el francés ingreido etc., todas esas pamplinas se esfumaban y no quedaba mas que Europa y todos los valores que teniamos en comun.

El mundialista de base, el retroprogre dira que mi razonamiento lo puedo llevar hasta el ser humano en general. Lo cual es verdad si consideramos el ser humano y mas si siendo cristiano, dices que es un hermano tuyo al ser todos hijos del mismo Dios.

Pero no por ser hermano deja de ser menos diferente. Y con los europeos, con quien comparto creencias, historia y costumbres me siento en familia. Son parte de mi, de mi mundo.

Esto es una declaracion europeista un tanto sentimental, un poco como aquel que dice soy vasco y solo vasco porque me siento vasco y no español. Pero lo mio no es asi. Es porque me siento un poco español, un más frances, que me siento plenamente europeo.

Y todos los Hollande, los todos los politicastros rastreros no me producen mas que nauseas.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?